Ortiga mayor (Urtica dioica)

Ortiga mayor (Urtica dioica)

Descripción

Hierba perenne, con tallos ascendentes, delgados y persistentes (similares a rizomas), que producen cada año ramas aéreas verticales de hasta 1,5 m de altura. Hojas urticantes de margen serrado. Es una planta dioica.

Hábitat

Pradera, campos de cultivo, cerca de las casas, borde soleado o sombrío, sombra parcial, bosque.

Peligros y confusiones

Las hojas de las plantas tienen pelos urticantes y pueden ocasionar irritación de la piel. Esta acción es neutralizada por el calor o frotando menta bastarda. Sin embargo, las hojas cocinadas son perfectamente seguras y nutritivas. Deberían emplearse únicamente las hojas jóvenes, porque las hojas más viejas desarrollan unas partículas areniscas llamadas cistolitos que irritan los riñones. Ninguna confusión fuera del género. El “Lamio blanco” podría confundirse, pero este no es urticante y también es comestible.

Ortiga mayor (Urtica dioica)Usos comestibles

Las hojas jóvenes cocinadas como una verdura y añadidas a sopas, etc. Las ortigas son muy valiosas en las dietas, son un alimento muy nutritivo que se digiere fácilmente y es rico en minerales (especialmente hierro) y vitaminas (especialmente A y C). Cuando las hojas se secan o cocinan pierden su poder urticante y la hoja se puede comer sin problemas.

Otros usos

Las plantas se cosechan comercialmente para la extracción de la clorofila, que se usa como un colorante verde (E140) en alimentos y medicinas. De los tallos se obtienen unas fibras que son usadas para hacer cuerdas o para tejer. También se hace un papel de calidad. Las hojas son también una adición óptima a la pila del compost. Con la planta entera se pueden hacer maceraciones o purines con propiedades insecticidas y como abonos foliares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *