Lamio Blanco / Ortiga Muerta (Lamium maculatum)

Descripción

Lamio Blanco / Ortiga Muerta (Lamium maculatum)

Su rizoma ramificado produce numerosos brotes que dan lugar a tallos florales. Los tallos son erectos, cuadrados y huecos, pelosos y a veces rojizos cerca de la base. Las hojas son pecioladas, vellosas, alargadas y acorazonadas, de color verdioscura y terminación en punta, profundamente dentadas y por pares opuestos. En la base de la hoja crecen las flores, normalmente moradas. Su corola es tubular y bilabiada y posee cinco pétalos.

Hábitat

Habita entre los 500 y 2500 metros sobre el nivel del mar en un clima seco, de temperatura de alrededor de los 10 y 15 °C con escasa humedad, con poco viento, lluvias esporádicas, se encuentra especialmente es zonas de difícil acceso ya que a esta planta le gusta vivir en zonas con mucha vegetación y disponibilidad de agua, especialmente en los matorrales.

Temporada

En climas favorables crece durante todo el año, aunque puede desaparecer en invierno para volver a brotar en primavera. Floración de mayo a septiembre.

Peligros y confusiones

Ningún peligro conocido. Puede confundirse con la Ortiga (Urtica dioica), también comestible, aunque se diferencian por el tacto. También puede confundirse con otros lamios, pero todos se consumen del mismo modo.

Lamio Blanco / Ortiga Muerta (Lamium maculatum)
Variedad muy similar, Lamio Rojo

Usos comestibles

Las hojas jóvenes crudas o cocinadas como una verdura.

Otros usos

Popularmente, se han achacado a la planta propiedades depurativas, hipoglucemiantes y antirreumáticas. Además, externamente se ha utilizado en inflamaciones vaginales, hemorroides, faringitis, estomatitis y quemaduras.

Para aplicaciones medicinales, aunque también sirven las hojas, se recolectan preferiblemente las flores, entre mayo y septiembre. Más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com